Detrás de la Mofle, perfil a Flor María Palomeque (2012)

Estándar

Era diciembre de 2012, como tarea de la clase de Redacción 3 se nos pidió que hagamos un perfil periodístico a alguna personalidad destacada. Dentro de las características del producto se nos solicitó que utilicemos 6 fuentes (mínimo) que conozcan al perfilado y que nos puedan retratar a la persona desde diversos puntos de vista.

Entrevistar al personaje no era indispensable (ya que las fuentes nos podían dar una imagen clara), sin embargo tuve la oportunidad de hablar con Flor María Palomeque luego de haber conversado con sus compañeros de grabación. Su propio testimonio ayudó a complementar el trabajo y me permitió conocer un poco más de la actriz, de la madre, de la hija, de la mujer.

Nuestra conversación se dio en la cocina de la Pareja Feliz, como anécdota puedo contar que La Mofle me preparó un sanduche de atún (que estaba buenísimo). Probablemente fue una de las entrevistas más agradables que me ha tocado hacer, aunque ahora me doy cuenta que me faltó entrevistar a algunas fuentes para tener un perfil completo. 2 años más tarde encuentro este trabajo entre mis archivos y decido compartirlo porque creo que vale la pena (aparte ella siempre quiso leerlo pero por esas cosas de la vida nunca se lo pude hacer llegar). Con ustedes Flor:

Detrás de la Mofle
Sencilla y sin poses pero exigiendo lo mejor de sí misma y quienes la rodean, Flor María Palomeque se ha ganado el respeto y la admiración de los trabajan junto a ella a base de amor y solidaridad.

El set está iluminado, los actores listos para la escena, el director da la señal de que se va a grabar, la cámara enfoca a la Mofle -el personaje insignia de Flor María Palomeque- con sus rulos, su vestido corto y apretado mostrando los ‘rollitos’ de un cuerpo descuidado, con bigote, una ceja y excesivo maquillaje.

-“¡Oye, tú sí que ere’ etupida!”, le dice la Mofle, protagonista de la serie cómica Pareja Feliz, a su amiga Penélope, caracterizada por Alejandra Paredes, tras darle un pedazo de bolón a un Gremlin de peluche. En la escena también participa Priscila Negrón.
El director Guillermo Ushca dice: -“Corte, gracias chicas”. Las tres intérpretes se abrazan, es el último día de grabación de la temporada y saben que falta poco para terminar.

Flor María se acerca al monitor a ver la escena, observa detalladamente cual técnico de fútbol analizando al rival, se da cuenta que algo no está bien, señala la pantalla y dice: -“Se ve un dedo, el muñeco tiene hueco”, se repite la escena en la pantalla y Paola Gómez, productora de Pareja, comprueba que el Gremlin tiene un agujero bajo la boca. -“Vamos de nuevo la última parte”, dice Guillermo Ushca aplaudiendo para animar a los trabajadores del Estudio Adace de Teleamazonas.

“Ella cuida su trabajo, su producto y su apariencia”, afirma Paola Gómez. “Cualquier persona a la ligera puede tomarlo como ‘poses de diva’ pero ella lo que hace es cuidar su producto por respeto al público”. Gómez conoció a Flor María en Ecuavisa diez años atrás, Paola ríe cuando recuerda su primer contacto con Palomeque ya que “no fue muy amistoso”.
Hubo cambios en el equipo de producción del programa cómico Vivos! y Paola ingresó como productora del espacio televisivo (en esa época bajo la dirección de Jorge Toledo habían salido de TC para llegar al ‘Canal del Cerro’).
Flor María ya estaba consolidada en el elenco. “Ella entró a la oficina que nos habían asignado y le dice a Jorge (Toledo): ‘¿Ella es la productora?’ con un tonito como que diciendo ‘¿y esta de dónde salió?”. Paola cuenta esto haciendo señas con la mano y frunciendo el rostro como si estuviera comiendo algo amargo. Para Paola puede que Flor María aparente ser una persona “distante y frívola” cuando uno recién la conoce, sin embargo esa primera impresión fue cambiando con el trato, “con el día a día” y “conociendo su lado familiar”.

Rosario Granja, maquilladora de Pareja Feliz, asegura que “hay que conocerla bien a Flor para saber lo especial que es.” Ella coincidió con Flor María por primera vez hace 7 u 8 años –no recuerda con exactitud– en Ecuavisa, en ese entonces Palomeque estaba trabajando en una telenovela del Canal del Cerro; Granja recuerda que “no trataba mucho” con la actual intérprete de la Mofle e incluso llegó a pensar “que era un poco idiota y creída”, comenta entre risas. Esa idea tiene su explicación:
“En esa novela cuando la conocí había una chica que tenía piojos –Rosario ríe mientras cuenta la anécdota y su mirada se pierde en el pasado– entonces ella llevó sus propios cepillos y maquillaje, yo no sabía que había pasado lo de la otra chica, entonces cuando veo que llega con sus cosas pensé ‘¡qué idiota! Osea soy Flor María y traigo mis propias cosas’ pero había sido que ella vio como le saltó el piojo a la otra actriz”.

Luego de ese episodio, en el que tuvieron que botar todas las peinillas, pasaron algunos meses hasta que Rosario llegó a conocerla de verdad. “Ella andaba súper cansada y estresada, y resulta que íbamos a exteriores a grabar y a mí me tocaba maquillarla, y mientras la maquillaba se quedaba dormida, seca, me veías en el bus y ella así –inclina su cabeza cierra los ojos y saca la lengua– y desde ahí nos fuimos conociendo, conociendo, conociendo”. Rosario califica como ‘buena’ su amistad con Flor María y la describe como un ser humano “espectacular”.

Mientras arreglan al peluche Flor María coge su celular y lo revisa constantemente, caminando de un lado al otro, hace una llamada a su casa, contesta su madre quien cuida a su hija Isabella que está enferma con fiebre. “Ella es una mujer dedicada a su familia”, asegura Luis Cucalón, gerente de producción de Teleamazonas. En ese punto coincide Paola Gómez: “Ella tiene una familia numerosa y son muy unidos”. –Flor María es la menor de 4 hermanos, además en su casa se crió un primo suyo durante 24 años–

El ejemplo de sus padres es lo que la ha llevado a triunfar como actriz y, por lo que cuentan quienes la conocen, también como persona. “Yo creo que el éxito del ser humano, no necesariamente de las personas que están en televisión, es lo que tú tienes dentro: tu centro, tu núcleo, mis padres, tu familia; esa soy yo, y como soy con ellos soy con quien tenga al frente”, confiesa Flor María.

Pese a que se encuentra en el mejor momento de su carrera Flor no pierde la sencillez, sabe de dónde viene y no se considera más que los demás, incluso siendo jefa de algunos actores. Flor María Palomeque Guadamut nació en Guayaquil hace 33 años, vivió gran parte de su vida en Sauces II. Hoy madre, esposa, empresaria y actriz, Flor no olvida cómo empezó todo, tampoco quienes la han visto crecer como profesional.

Guillermo Ushca recuerda que él estaba en TC cuando Flor María hizo su aparición en A Todo Dar, allá por el año 1997. “Uno veía siempre a todas las modelos: Marta, Olga, Katya y Flor María”, comenta Ushca. “Era una chica bien guapa que andaba siempre con pantalón blanco apretadito y después resaltó ella con la Mosca”, agrega.

Flor María llega a la televisión porque le gustaba bailar, su madre siempre la apoyó y “sacó de donde no tenía” para meterla en una academia de baile llamada Flérida’s Staff, dirigida por Flérida Coronel. Flor María con 17 años y aún estudiando en el Colegio 28 de Mayo se dio a conocer bailando con Gerardo Mejía con quien bailó “una temporada”. Flérida le propuso ir a hacer un casting a TC, con el permiso de su mamá pero contra la voluntad de su padre.

“Mi papá y un ‘no’ rotundo, el más grande que puedas imaginar, porque su chiquita no iba a estar en televisión”, rememora Flor María.

Empujada por su madre, que siempre la motiva a seguir sus sueños, ignoraron los deseos de su papá y fueron al casting. “El primer día que fui me depilaron las cejas, cortaron el pelo, me maquillaron y llegó la bebé a casa –Flor no evita reírse cuando cuenta esta anécdota– totalmente transformada, a mi papá casi le da un ataque”, dice Palomeque. Mucho tiempo después Flor María se enteró, a través de su mamá, que ese episodio causó una pelea “medio fuerte” entre sus progenitores, que duró 2 semanas. “Mi papá no le hablaba a mi mamá”, cuenta.

“Sin saber cómo” y sin darse cuenta, Flor María se fue enamorando de la actuación; en ese entonces se estaban cocinando 2 proyectos en TC: Por un lado David Reinoso y Jorge Toledo haciendo un piloto, mientras que Galo Recalde y Gustavo Segale tenían otro producto, se decidió mezclar los proyectos por decisión de Estefanía Isaías y el Ab. Jorge Kronfle, y necesitaban una figura femenina, es ahí cuando la chica que bailaba la Mosca se une al elenco.

David Reinoso es el principal testigo del crecimiento profesional de Flor María, juntos han sido el dúo dinámico en la pantalla chica ecuatoriana. “Yo siempre se los he dicho: ‘David, Flor, ustedes son lo máximo en la televisión, son los que más han durado’ justamente por el buen trabajo y el talento”, sostiene Alejandra Paredes. Algo en lo que coinciden ambos es que su relación va más allá de las cámaras. “Yo a Flor la quiero mucho como mi hermana, que es medio difícil, porque me dicen ‘Flor María es un mujerón’ ¡sí, es un hembrón!, pero con el tiempo ya no la ves como hembra”, agrega David riendo.

Sobre su evolución David dice: “Ha sido chévere, disfrutó la fama en su momento y a cualquier persona eso le puede marear, no se le subió a la cabeza pero sí lo disfrutó, igual siempre estuvo rodeada por nosotros que estábamos un poquito mayores –mientras David cuenta esto sus ojos brillan, parece un padre orgulloso de su hija– ¡imagínate una adolescente que pasa de la nada al todo!, pero ella supo ser sabia y dedicarse a trabajar, porque ella era modelo y de ahí pasó a un programa para actuar de modelo, de ahí fue interesándose poco a poco tanto así que en Ecuavisa hizo novelas de corte dramático, ni siquiera algo cómico, pasó a otros rangos haciéndolo bien, absorbió y supo madurar sabiendo qué es lo bueno y no dedicándose a otras cosas”. Esto, según cuenta David, se debe a su valentía y a que siempre ha sido una “chica tranquila”.

Pareja Feliz es un producto que pertenece, en parte, a Flor María, es por eso que siempre se la ve opinando y corrigiendo cosas, sin embargo lo que más disfruta es caracterizar a sus personajes. “Me gusta la producción, pero siento que en este momento debo disfrutar lo que estoy haciendo”, dice Flor María. “Ella también sabe mucho de maquillaje, ha estudiado e incluso cuando se retire podría dedicarse a eso”, comenta Rosario Granja.

En un futuro no muy lejano le gustaría hacer una película con su productora, que ésta se convierta en una de las más exitosas del país, siempre con el apoyo de su esposo, Roberto Chávez, quien es su socio profesional y personal. “Lo admiro, él dejó su trabajo en una compañía para hacer lo que le gusta: actuar”. Chávez además fue su productor y director en el Moflólogo, el monólogo de la Mofle.

Una de las cualidades que Luis Cucalón destaca de Flor María es que ama lo que hace y es muy trabajadora. “Hay días en los que le toca estar 12 horas aquí y lo hace con las mismas ganas con las que entra”. Esas extenuantes jornadas son normales para Palomeque, quien confiesa le gustaría tener más tiempo. “Veo más a mi maquilladora que a mis hijos”, dice Flor María. Ese tiempo que pasa trabajando ha convertido al elenco de Pareja Feliz en su segunda familia. “Si sabes que vas a pasar la mitad de tu tiempo con esta gente, trata de crear ese vínculo con ellos, y eso es lo que Flor ha hecho”, opina Adrián Avilés, actor de Aída quien comparte tiempo con Flor María en el camerino -Avilés se maquilla, casi siempre, a la misma hora que la protagonista de Pareja Feliz–. “Ella trata de generar un buen ambiente”, afirma Cucalón.

El mayor orgullo de Flor María: sus hijos. La actriz se emociona al hablar de ellos: “Me da felicidad ver que ya tienen personalidad, se me caen las babas”. Esa faceta de madre la ha compartido con sus colegas de trabajo.
Paola Gómez recuerda que tuvieron embarazos simultáneos y que tenían “los sentimientos a flor de piel”, Flor se quejaba que la citaba muy temprano cuando podría estar descansando, y Paola ‘explotaba’, sin embargo cuando la productora dio a luz Flor María estuvo pendiente y todavía tiene detalles con su hija. “Me ha demostrado que no solamente tenemos una relación laboral, sino una relación de amigas”, agrega Paola.
Alejandra Paredes vivió algo similar: “A los pocos meses de entrar a grabar Pareja Feliz yo salí embarazada y yo estaba nerviosa, pensaba ‘¡Ay, me van a botar!’ pero tenía que decirlo, ya tenía casi 2 meses de embarazo, encima no teníamos mucho tiempo grabando y enseguida salgo embarazada, me veía afuera y no sabía cómo hacer; entonces se me acerca Flor María, no habíamos hablado mucho, y le cuento, ella se me sienta, me coge las manos, me mira y me pregunta: ‘¿vas a llorar?’ y le respondo que no y me dice: ‘¡Qué bien!’, ella se alegró me dijo que hable con el director, en ese entonces era Jorge Toledo, y después estábamos planeando cosas como que nada malo hubiera pasado”.

Sus compañeros de trabajo son su segunda familia y eso lo ha reflejado en el día a día, en ese segundo hogar Flor María es “una madre cuando tiene que aconsejar o retar y una hermana cuando es de acolitar”, según Rosario Granja.

Al igual que una flor, Palomeque ha tenido protección y cuidado de quienes la rodean, en sus inicios, luego de que su papá “se dio cuenta que (los chicos del elenco) no tenían intenciones” con ella aceptó que vaya a presentaciones con el grupo, “siempre acompañada por alguien de mi familia”, dice Flor. En el canal los asistentes, camarógrafos y demás personal se preocupan que ella esté bien como forma de retribuir lo que ella hace por la gente. Luis Cucalón asegura que la generosidad de Flor María es clave para ganarse el cariño de la gente. “Ella ayuda y da la mano al que necesita, incluso sin que nadie se entere, ha pasado y nos hemos enterado tiempo después”, dice Cucalón. “No creo que haya persona en el canal que no la quiera, por ser como es ella”, agrega Alejandra Paredes.

Nuevamente se graba la escena del Gremlin, la Mofle recrimina a sus amigas que minutos atrás hablaban mal de su desequilibrada “comadre”, fuera de cámaras ocurre todo lo opuesto, le llueven flores a Flor. “Los problemas desaparecen acá, el ambiente es súper bueno, ella es bastante acogedora y con el paso del tiempo todos nos hemos hecho bastante amigos”, opina Priscila Negrón.

Durante la primera temporada de la serie Priscila y Flor María no eran tan amigas, su relación se basaba sólo en lo profesional y no conversaban mucho, entonces un día Flor María estaba sentada junto a ella en el camerino y le dijo: “Bueno ¡ya!, convérsame, yo también te quiero contar cosas”. Palomeque ríe cuando recuerda ese episodio y considera que “fue algo fantástico”. Adrián Avilés afirma que Flor María es “bastante descomplicada y muy sociable”, incluso recuerda que su primera conversación con la actriz en el camerino fue de cremas de la piel.

Es diciembre y es común que se organicen cenas navideñas entre amigos y compañeros de trabajo, Alejandra Paredes cuenta que Flor es la que generalmente organiza las reuniones y eventos, el año anterior fue la responsable de la fiesta de fin de año y este 2012 organizó el juego del amigo secreto –Paredes señala que sólo las mujeres se animaron a jugar–. Mientras se prepara el set para otra escena la producción da descanso a los actores, algunos ya no tienen que hacer más escenas y se despiden, entre ellos Katherine Velastegui y Alejandra Paredes.
-“¿A las 8 en tu casa?”, dice Paredes.
-“Sí, las espero”, contesta Flor María.
-“¿Necesitas que lleve algo?”, consulta Velastegui.
-“No te preocupes amiga”, replica Palomeque.
Para Flor María diciembre es un mes “mágico” y cree que hay que disfrutarlo como tal –aparte de ser amante de la navidad, el primer hijo de Flor María y Roberto Chávez, “Robertito”, nació el 24 de diciembre–, semanas atrás llevó pavo y chancho al estudio y entre todos comieron sanduches, Luis Cucalón cuenta que todos quedaron contentos.

Flor María se declara amante de la cocina, el próximo año espera abrir un restaurante de la Mofle y en un futuro le gustaría tener un local de comida Gourmet –la cual dice fascinarle–, sin embargo también disfruta la comida ecuatoriana, precisamente en la cena con sus amigas el plato fuerte será algo poco convencional para la ocasión: “Las invité a todas a comer arroz con pollo a mi casa, me queda espectacular”.

Pese a ser una reconocida actriz a nivel nacional hay un lugar al que le gusta acudir y en el que pasa inadvertida. El Hospicio Corazón de Jesús alberga ancianos desde 1892, Flor María vino a esta dependencia de la Junta de Beneficencia de Guayaquil este año y desde entonces se volvió una costumbre. Rosario Granja recuerda: “Fuimos a grabar y nos enamoramos de los viejitos y ella siempre que puede va y les hace compañía, les regala una torta de chocolate o les lleva caramelos, CD’s, cada cosita para el que necesite, y lloramos con ellos, y son situaciones que la gente no la ve a ella. Tiene un corazón muy sensible, no es egoísta”. Esta faceta de Flor María es poco conocida, la actriz explica porqué: “No lo cuento a la prensa porque por ahí es medio morbosa y por ahí lo toman de otra manera, prefiero que nadie se entere”.

Por ser el mes de diciembre Flor María compró pan de pascua y chocolate para hacer, tenía pensado llevarlo la semana anterior, pero las obligaciones del canal se lo impedían. En el Hospicio están Héctor y José, 2 ancianos que conquistaron el corazón de Flor. Rosario cuenta cómo fue el primer contacto: “Héctor nos cayó tan bien porque le íbamos a regalar galletas y Flor se le acerca y él estaba leyendo, se sienta alado de él y le dice: ‘¿te puedo brindar esto?’ y la queda mirando y responde: ‘no se dice puedo, se da y no se pregunta’ y nosotras nos quedamos –Rosario abre los ojos y deja quietas las manos simulando que está congelada– Flor le dice: ‘Ok, perdón déjame repetir, hola soy Flor María y he venido a regalarte esto’ y el dice: ‘muchas gracias’ –Rosario no puede evitar sonreír mientras va contando la anécdota– y así empezó la conversación y nos contaba que le gustaba estar bien vestido y ponerse un buen perfume entonces después ella le llevó un perfume porque dice que no le importa no comer sino vestirse y oler bien”.

Amorosa, generosa, de carácter fuerte, sociable, solidaria, a veces picada –no le gusta perder–, madre, hermana, esposa y amiga. Así describen a Flor María Palomeque quienes la conocen y conviven diariamente con ella. Siempre muy directa, diciendo las cosas como son y de frente. “A veces algunas personas pueden tomarlo como algo negativo, pero ella es así, dice lo que piensa y no se lo guarda”, reconoce Paola Gómez. Flor María suelta una carcajada cuando se le pregunta al respecto. “Yo digo las cosas sin anestesia, pero así es mi forma de ser, no lo hago con mala intención”.

Entregada a su trabajo y a su familia, su debilidad son los dulces de Sweet&Coffee y “rara vez llega a tiempo a las grabaciones, pero ya sabemos cómo manejarlo”, bromea Luis Cucalón. Sus mayores logros son la Mofle y haber “jubilado” a su mamá. “Ella vendía cosas y andaba por la calle con mucha plata y eso es peligroso, entonces dije ya no”, cuenta Palomeque. Su mayor temor es que este sea el último año de la Mofle porque este ha sido el mejor año de su alter-ego, pero está segura que va a tener otro gran personaje.

Siempre con la mirada hacia adelante, cumpliendo lo que se propone, hoy disfrutando más de la familia que ha construido que la fama de su personaje. Flor María Palomeque se detiene a ver el camino recorrido y cree que todos los sacrificios valieron la pena. “Yo veo todo el camino que he hecho y no puedo creerlo, me quedo –se toma la cara para gesticular– ¡Wow!”, comenta Flor que hace poco ganó su 13er Premio ITV en la categoría Mejor Actriz de Comedia, siendo este el noveno consecutivo –de acuerdo con el ITV, de ganar el próximo año el mismo galardón éste adoptaría el nombre de Flor María tal y como sucedió con David Reinoso, además ella es la persona que más Premios ITV ha ganado–. En 2013 empezará a grabar el Show de la Mofle y está en sus planes, a mediano plazo, tener un tercer hijo. Nada la detiene y va por más.

—-

¡Gracias por la buena onda Flor María!

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s